Es la única empresa suministradora de proximidad que se ha adjudicado la subasta promovida por el consistorio vallesano para la compra agregada de energía verde

Electra Caldense Energia ha sido una de las tres empresas suministradoras de energía que han ganado la primera subasta para la compra agregada de energía de origen 100 % renovable que ha impulsado el Ayuntamiento de Rubí, en el marco de la iniciativa Rubí Brilla. Se trata de la primera compra conjunta de energía realizada en Cataluña que se encuentra vinculada a un territorio determinado y no a un sector económico específico, como se hace habitualmente.

También por primera vez en Cataluña, la subasta de energía la han ganado tres empresas comercializadoras de electricidad que no pertenecen a ninguno de los grandes grupos energéticos estatales, entre las que figura Electra Caldense Energia. De las tres compañías adjudicatarias, Electra Caldense Energia es la única que ofrece un suministro verdaderamente de proximidad, desde sus instalaciones situadas en Caldes de Montbui, que dan servicio a un número creciente de empresas, particulares e instituciones del Vallés y las comarcas cercanas.

En la licitación de Rubí, realizada de manera electrónica, han participado 17 suministradoras de electricidad. La electricidad adjudicada se destinará a 58 empresas y comercios del municipio de Rubí, que representan 78 puntos de suministro y han adquirido unos 28 GWh de electricidad. Gracias al mecanismo de subasta de la compra agregada, el precio final obtenido ha sido una tercera parte más económico que el precio de salida inicial. Esto significa que los participantes en la compra podrán ahorrarse cerca de 150.000 euros en conjunto. El éxito obtenido ha hecho que otros municipios catalanes ya se hayan interesado por esta fórmula.

Energía con el sello «100 % verde»

Además de ofrecer el mejor precio y calidad de servicio, otro de los requisitos de la compra agregada era que la energía debía tener un origen 100% renovable. Para Electra Caldense Energia, cumplir este requisito no ha supuesto ningún problema ya que la empresa obtuvo recientemente la certificación «100 % energía verde» de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia. Este sello certifica que toda la electricidad comercializada por Electra Caldense Energia procede de fuentes totalmente renovables que no usan combustibles fósiles.

La compra conjunta de energía impulsada por el Ayuntamiento de Rubí forma parte de la iniciativa Rubí Brilla, un proyecto municipal que quiere convertir la ciudad de Rubí en un referente nacional e internacional en eficiencia energética y energías renovables, para promover la mejora de la competitividad y la preservación del medio ambiente. Entre las iniciativas que impulsa el proyecto hay, además de las compras agregadas de energía como la hecha recientemente, la promoción del autoconsumo eléctrico, el fomento de la eficiencia energética en empresas, industrias, comercios y viviendas, y la sensibilización de la población.

Deja un Comentario

ece-comptadors