CONSEJOS ENERGÉTICOS

Desde la Electra Caldense Energía queremos ayudarte, por eso, a continuación encontrarás una serie de consejos energéticos que esperamos que te ayuden a ahorrar.

Iluminación

  • Instala interruptores divididos para encender solo las luces que sean necesarias.
  • Sustituye las bombillas tradicionales por bombillas de bajo consumo, ahorrarás hasta un 80%.
  • Utiliza colores claros en las paredes y los techos, aprovecharás mejor la luz natural.
  • Limpia las lámparas y las pantallas, aumentarás la luminosidad sin incrementar la potencia.
  • Utiliza luces exteriores equipadas con fotocélulas o temporizadores, que se apaguen solas durante el día.
  • Asegúrate de apagar las luces que no utilices; puedes instalar temporizadores o detectores de movimiento o presencia para las luces de exterior (terraza, patio, jardín, entrada, etc.)
  • Instala reguladores de intensidad luminosa para adaptar la iluminación a cada situación (por ejemplo, cuando miras la televisión); disfrutarás de un ambiente más confortable y ahorrarás energía.
consells-iluminacio

Nevera

  • Coloca los alimentos en la nevera favoreciendo la circulación del aire, así la refrigeración será más eficiente y el consumo eléctrico menor.
  • Deja enfriar los alimentos cocinados antes de meterlos en la nevera.
  • Asegúrate de que las juntas cierran bien para evitar pérdidas de frío.
  • Evita la formación de hielo. Un espesor de hielo superior a 5 mm puede producir un aumento del consumo del 30%.
  • Cambiar tu vieja nevera por un modelo de alta eficiencia energética (etiqueta de clase A) permite ahorrar dinero en cada factura y mejorar la conservación de los alimentos.
  • Si estarás fuera de casa una temporada, por ejemplo en vacaciones, lo mejor es vaciar y desenchufar la nevera para evitar que siga consumiendo. Deja la puerta un poco abierta con el fin de prevenir los malos olores.
consells-energetics-nevera

Lavadora

  • Usa el modo de lavado a baja temperatura, el 80-85% del consumo de energía de la lavadora se destina a calentar el agua.
  • Usa la lavadora a la máxima capacidad.
  • Haz una dosificación adecuada de detergente, el exceso de espuma produce un trabajo innecesario del motor.
  • Si dispones de tarifa nocturna, una lavadora con temporizador es la mejor opción.
  • Mantén limpio el filtro de la lavadora para evitar obstrucciones y mejorar el funcionamiento.
  • Limpia el filtro de la secadora cuando termine el ciclo de lavado, así mejorará la circulación de aire y ahorrarás energía.
  • Usa programas de lavado cortos siempre que sea posible; a menos que la ropa esté muy sucia, no es necesario utilizar los programas largos, que consumen más energía y agua.
  • Reserva la secadora solo para cuando sea imprescindible; es más eficiente centrifugar adecuadamente la ropa en la lavadora y luego tenderla.
consells-energetics-rentadora

Lavavajillas

  • Utiliza el lavavajillas a carga completa. Lavar los platos a mano con agua caliente puede resultar un 60% más caro.
  • Enjuaga los platos con agua fría antes de ponerlos en el lavavajillas, la máquina trabajará mucho mejor.
  • Escoge un programa adecuado al tipo, cantidad y suciedad de la vajilla para realizar un lavado más económico.
  • Evita el funcionamiento simultáneo del lavaplatos, la cocina eléctrica y la lavadora, para aprovechar mejor la potencia eléctrica que tienes contratada.
  • Limpia periódicamente el filtro del lavavajillas para evitar posibles obstrucciones que pueden hacer que tenga un funcionamiento menos eficaz. Deja la puerta abierta cuando termine para que se seque el interior.
  • También es importante revisar periódicamente los niveles de sal y de abrillantador, para que el lavavajillas funcione óptimamente y evitar tener que volver a lavar los utensilios que no queden suficientemente limpios.
consells-energetics-rentravaixelles

Horno

  • Abre el horno solo cuando sea necesario.
  • Apaga el horno un poco antes de terminar la cocción para aprovechar el calor residual.
  • Cuando cocines con el horno, comparte la cocción de varias cosas, así aprovechas la inercia térmica.
  • Utiliza el horno solo para cocinar; para descongelar o calentar, el microondas es mucho más eficiente.
  • Seleccionar la función, el programa y la temperatura adecuados para cada receta permite cocinar de una manera más eficiente y ahorrar energía. Consulta el manual del fabricante.
consells-energetics-forn

Otros electrodomésticos

  • Apaga la televisión, el ordenador y los equipos de música cuando no los utilices; no los dejes en modo standby, siguen consumiendo energía.
  • Desconecta el cargador del móvil una vez que haya finalizado la carga; si lo dejas enchufado continúa consumiendo energía.
  • En general, elige electrodomésticos que no incorporen reloj o pantalla digital, o que permitan apagarlos cuando no se necesitan. Al igual que el modo de stand-by, realizan un consumo pequeño pero constante.
  • No sobrecargues los enchufes conectando un número elevado de electrodomésticos mediante «ladrones» o adaptadores; aparte de ser menos eficiente, existe riesgo de cortocircuitos o incendios.
electra-energia-altres-electrodomestics

Climatización

  • Aísla bien tu vivienda para evitar que el calor se escape. Puedes llegar a ahorrar un 40% del gasto en calefacción.
  • Las ventanas simples pueden llegar a producir pérdidas de calor y frío hasta 4 veces mayores que las ventanas de doble vidrio.
  • Evita ventilar en exceso tu vivienda. En condiciones normales, con 10 minutos es suficiente.
    Instala cintas adhesivas y masilla en los puntos de las cajas de las persianas.
  • En invierno, sube las persianas durante el día para que entre el sol y bájalas por la noche para evitar la pérdida de calor a través de los cristales.
  • Regula la temperatura con termostatos, que deben estar instalados lejos de las corrientes de aire y las fuentes de calor.
  • La temperatura de confort de un hogar está alrededor de 20°C en invierno y de 26°C en verano; por cada grado innecesario que ajustes la climatización, el consumo de energía se dispara.
  • Haz revisar al menos una vez al año la caldera y el aire acondicionado por parte de una empresa de mantenimiento. Esto garantizará un funcionamiento más eficiente y evitará averías y accidentes.
climatizacion

Cocina

  • Consume productos de temporada, las necesidades energéticas de producción son más bajas.
  • Planifica la descongelación de los alimentos con tiempo, así no necesitarás el microondas.
  • No dejes correr el agua caliente; calentar un litro de agua equivale a dejar un fluorescente encendido dos horas.
  • Reutiliza el agua de la lluvia, siempre que no sea para uso de boca.
    Cocina con la olla tapada siempre que puedas, así evitarás que el calor se pierda.
  • Elige una batería de cocina fabricada con materiales que difundan bien el calor.
  • El fondo de las sartenes y las ollas debe ser plano y 1-2 cm mayor que la placa.
  • Usa el agua imprescindible para cocinar, no llenes la olla inútilmente. Así también aprovecharás mejor los nutrientes de los alimentos.
  • Apaga el fuego antes de terminar la cocción para aprovechar el calorresidual.
  • Usa un recipiente con el tamaño adecuado para el alimento que quieres preparar; cocinar con cacerolas o sartenes demasiado grandes o pequeñas es menos eficiente y tarda más tiempo.
  • Limpia el filtro de la campana extractora periódicamente, para mantener su eficiencia y garantizar una mayor higiene.
electra-energia-cuina

Ahorro

  • Cuando compres un electrodoméstico, procura que sea de la Clase A para favorecer el ahorro, la eficiencia energética y la protección del medioambiente.
  • Una buena manera de ahorrar energía es ahorrar agua.
  • Actualmente existe una gran variedad de accesorios y aplicaciones de domótica, muy fáciles de instalar y utilizar, que te permiten medir el consumo de los diferentes aparatos, programarlos, regular la iluminación, etc.
  • Conciencia a todos los miembros de tu hogar sobre la necesidad de hacer un uso eficiente de la energía y evitar el desperdicio; ¡los pequeños gestos de cada uno pueden sumar mucho al cabo del año!
electra-energia-eficiencia-energetica

Calefacción

  • Aísla bien las puertas y ventanas de la vivienda para evitar que se pierda el calor. Puedes llegar a ahorrar un 40% del gasto en calefacción. Los suelos de parqué o moqueta o las esteras también mejoran el confort térmico.
  • Las ventanas sencillas pueden producir una pérdida de calor y frío hasta 4 veces mayor que en el caso del doble vidrio. Además, es conveniente tapar con cinta adhesiva o masilla las grietas de las cajas de las persianas.
  • Sube las persianas durante el día para que entre el sol y bájalas por la noche para evitar la pérdida de calor de los cristales.
  • Evita hacer una ventilación excesiva de la vivienda. En condiciones normales, con 10 minutos es suficiente.
  • Haz revisar una vez al año la caldera y el circuito (radiadores, suelo radiante, etc.) por parte de una empresa de mantenimiento autorizada. Es la manera de garantizar un funcionamiento eficiente y evitar las averías y accidentes.
  • Regula la temperatura con termostatos, instalándolos lejos de corrientes de aire y de fuentes de calor. Los termostatos inteligentes permiten programar la calefacción para que se encienda y se apague cuando sea necesario.
  • Cuando enciendas la calefacción, estén atentos a los radiadores que gotean, hacen ruido o no se calientan uniformemente. Se deben purgar, porque una presión baja del circuito reduce la eficiencia de la caldera.
  • Cubrir los radiadores o poner ropa encima para secarla aumenta el consumo y disminuye la difusión de calor, además de provocar humedades.
  • Ir en manga corta por casa en invierno es sinónimo de derroche de energía y riesgo de resfriados; usa ropa de estar por casa que abrigue sin resultar molesta y unas zapatillas con una buena suela.
  • A la hora de ir a dormir, baja la temperatura de la calefacción o apágala. Con la ropa de cama, nórdicos, mantas, etc. se puede mantener el calor corporal aunque la temperatura ambiental baje.
  • Acuérdate de cerrar las puertas del interior de casa para evitar pérdidas de calor. En las habitaciones que no uses, también puedes reducir la temperatura de los radiadores o apagarlos con el regulador que incorporan.
  • En climas muy húmedos, como cerca de la costa, un deshumidificador puede ayudar a mejorar el confort térmico; en zonas de interior, un humidificador reduce la sequedad ambiental que provoca la calefacción.
  • Ten cuidado con el uso puntual de estufas, calentadores eléctricos, etc. por ejemplo en el baño. A menudo su consumo acumulado es mucho más costoso que encender la calefacción.
  • En viviendas unifamiliares o comunidades de vecinos, el uso de energías renovables como las calderas o estufas de pellets permite calentar los hogares con un coste muy asequible y el mínimo impacto medioambiental.

Empresas y comercios

  • Controla mensualmente tu factura energética, intenta identificar los elementos que disparan el consumo y compara diferentes empresas suministradoras para encontrar una tarifa que te permita ahorrar.
  • Encarga una auditoría energética e implementa un plan de ahorro de energía que incluya medidas como sustituir las bombillas por iluminación LED, renovar los equipos más antiguos o mejorar el aislamiento de fachadas, puertas y ventanas.
  • Intenta aprovechar el máximo posible la luz solar (con ventanales, claraboyas, persianas regulables) y la ventilación natural (ventanas oscilobatientes). Son más agradables y disminuyen el consumo de energía.
  • Instala programadores y sensores de presencia para evitar que las luces queden encendidas cuando no hay nadie.
  • Los colores claros y los materiales reflectantes dan más luminosidad a los espacios y reducen la necesidad de iluminación.
  • La iluminación biodinámica, que ajusta la luz según la hora del día, aumenta el bienestar y reduce el consumo.
  • Puedes disminuir el consumo de agua y energía mediante la instalación de grifos termostáticos, reguladores, aireadores y otros dispositivos en los baños, cocinas y otras zonas de uso público.
  • Trata de mantener a lo largo de todo el año una temperatura de confort que esté entre 21 y 24 ºC, con una humedad no inferior al 50%. Aparte de ahorrar energía, prevendrás resfriados y problemas respiratorios.
  • Si tu empresa, industria o establecimiento comercial tiene un gran consumo de energía, plantéate la posibilidad de implantar una instalación de autoconsumo o cogeneración mediante energías renovables.
  • Conciencia tus empleados y clientes para animarles a participar en tu esfuerzo por reducir el consumo de energía y recursos naturales. Todos podemos ayudar con pequeños gestos!